Volkswagen Escarabajo Hebmuller

Terminada la segunda Guerra Mundial la fábrica de Volkswagen estaba casi destruida. Al frente de la empresa se encontraba personal militar y civil nombrado por las fuerzas aliadas, en cabeza de Heinz Nordhoff y del oficial británico Iván Hirst, ellos debían liderar el proceso de reconstrucción de las instalaciones y el reinicio de operaciones de la compañía alemana.

Por: Roberto Nigrinis

Fotografías: Archivo www.carrosyclasicos.com

Las cosas comenzaron a funcionar mucho mejor de los esperado inicialmente y se pensó que dada la versatilidad de la plataforma del Volkswagen Escarabajo se podría construir un modelo deportivo descapotable. Se propuso un diseño inicial creado por un equipo de diseñadores de la compañía. Al poco tiempo el reconocido carrocero Joseph Hepmuller propietario de la compañía Hebmuller and Sohn se vincularía al proyecto tomando para su diseño definitivo del modelo convertible algunos conceptos del equipo de diseño inicial y aportando el resto para la creación y ejecución del nuevo vehículo deportivo descapotable de dos puestos. Posteriormente se entregaría la fabricación de los deportivos descapotables de cuatro puestos a la firma carrocera Karmann.

 

Se pensó inicialmente el producir 2.000 unidades del deportivo Hepmuller, pero esto jamás sucedió. La producción se inició en junio de 1949 después de rigurosas pruebas de comportamiento dinámico, mecánico y de rigidez torsional. En el apartado mecánico es similar al Escarabajo tradicional que se fabrica en ese momento. Se utiliza el motor tradicional de cuatro cilindros opuestos enfriado por aire con un desplazamiento de 1.131 c.c que con un índice de compresión de 5,8 a 1 que producía 25 HP y utilizaba una caja de cambios manual con la primera y la segunda marcha sin mecanismo de sincronización. Mientras que el sistema de frenos cuenta con campanas en las cuatro ruedas con accionamiento mecánico. Como equipo de lujo se montaba un radio fabricado por Telefunken.

En cuanto a pintura para la carrocería se ofrecía rojo, negro y blanco y a precio adicional combinaciones de negro con rojo, negro con marfil, negro con amarillo y rojo con marfil, estas últimas combinaciones, disponibles a costo extra. La fabricación del vehículo no estuvo exenta de dificultades, el 23 julio de 1949 menos de un mes después de iniciado el proceso de manufactura se produjo un incendio que inicialmente afectó la sección de pintura de la fábrica y otras dependencias afectando gravemente las precarias finanzas de la compañía.

Sin embargo la producción continuó hasta 1953 dando como resultado la producción total de 696 unidades. El costo del Hepmuller (código interno de fabricación 14A) en su época era de 7.500 marcos mientras que el precio de un Volkswagen Escarabajo tradicional era de 5.450 marcos. Se estima que en la actualidad sobreviven unas 100 unidades de este efímero y atractivo modelo, lo que hace que sus precios aumenten cada día. A partir de la desaparición de este modelo únicamente quedó en producción el modelo convertible producido por Karmann que desde 1952 estableció su planta en la ciudad de Osnabruck.

Réplica de un Volkswagen Escarabajo Hepmuller fabricada en Colombia sobre una plataforma de Escarabajo

 

Visto 719 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 Agosto 2021 12:37