Motocicletas Peugeot

En 1898, Armand Peugeot puso en marcha un viejo proyecto madurado durante muchos años. Se trataba de fabricar bicicletas con motor, las cuales con el tiempo darían origen a las motocicletas de la marca en este año que mencionamos. Realmente era una bicicleta a la cual se lo montaba un motor en la rueda trasera, fabricado por la reconocida marca francesa De Dion-Bouton. La bicicleta fue presentada con gran pompa en la Exposición Mundial de París ese mismo año.

Por. Roberto Nigrinis

Dos años después comenzó la fabricación de cuadriciclos, la cual duraría hasta 1903. Posteriormente vendrían motocicletas con diferentes diseños, tecnología propia y para usos variados, en especial para la ciudad, lo que la convirtió en una marca experta en la fabricación de Scooters de muy baja cilindrada, aunque no descuidó el diseño y la fabricación de modelos más grandes que se han vendido muy bien en el mercado europeo, en especial en el francés.

Dentro de esta rica historia de más de 123 años merecen una mención especial los siguientes hechos: la motocicleta Peugeot 500 M de 1914 con motor ofrecía como novedad doble árbol de levas, un adelanto técnico indudable y que se sumaba a la gran calidad, duración y bajo peso de su marco, características que la convirtieron en participante y triunfadora habitual en las incipientes competencias de motocicletas de la época, donde lograba ventaja al ofrecer bajo centro de gravedad que mejoraba su manejo y estabilidad. En ese mismo año, una motocicleta Peugeot logra el récord de velocidad a nivel mundial al alcanzar los 122,49 km/h, lo que le da una gran reputación a la marca. Durante la Primera Guerra Mundial, Peugeot entregó al Ejército francés 1.069 motocicletas para movilizar tropas, convirtiendo los campos de batalla en laboratorios de prueba que pusieron a prueba la longevidad de los vehículos de dos ruedas.

En motorización novedosa la marca también hizo aportes importantes, como lo fue el lanzamiento del motor bicilíndrico en V a 45 grados en 1905, que ofreció equilibrio, suavidad y gran potencia. Este motor montado en una motocicleta británica Norton logró la victoria en la mítica isla de Man al mando del piloto Rembrand Fowler en la edición del año 1907.

Peugeot también fabricó ciclomotores. De la primera experiencia de 1931 obtuvo los conocimientos para lanzar una gama completa de estos sencillos vehículos, muy usados especialmente por estudiantes y campesinos, lo que sucedió a partir de 1945 en el momento en que la población empobrecida por la Segunda Guerra Mundial buscaba reconstruir su país y su vida.

En 1953 lanzó sus primeros Scooter que llevan el nombre de S55. Dos años después, Peugeot ya contaba en su nómina con 3.500 empleados directos que producían 220.000 vehículos en su planta de Beaulieu. Este tipo de motocicletas con el paso del tiempo pasó a ser uno de los segmentos de negocio más importante para Peugeot, convirtiendo a la marca en pionera en muchos temas, como lo fue la electrificación de sus Scooter a partir de 1996.

En el año 2015 el fabricante indio Mahindra adquirió el 51 % de la compañía, haciendo un importante aporte económico a la compañía que permitió a Peugeot seguir siendo uno de los principales fabricantes de motocicletas y en especial de Scooter a nivel global, consolidándose a la vanguardia en diseño, seguridad y tecnologías amigables con el planeta en sus motores y en los materiales utilizados en la fabricación de sus productos. Peugeot conserva el 49 % restante del paquete accionario.

A Colombia llegaron algunas motocicletas y ciclomotores en los años 60 y 70, y a finales de los 90 los Scooter Squabb y Trekker, que dejaron una huella dentro de los conocedores y aficionados a este tipo de vehículos por su calidad, diseño moderno y desempeño, pese a tener motores de muy baja cilindrada.

 

Visto 636 veces
Más en esta categoría: « Peugeot 405 Opel Kadett A 1962-1965 »