Antecedentes y desarrollo del Mercedes-Benz Clase G

En 1979, Mercedes lanzó un SUV diseñado y construido para sobrevivir a cualquier cosa. Durante todas las décadas de su evolución, de alguna manera ha hecho precisamente eso y sin duda lo ha logrado. 

 

Por: Rodrigo Kurmen Figueroa

Especial para www.carrosyclasicos.com

Fotos: Rodrigo Kurmen, Roberto Nigrinis y Archivo www.carrosyclasicos.com

El desarrollo del Mercedes-Benz Geländewagen (que traduce: "vehículo todo terreno") se inició a principios de la década de 1970. La intención era crear un vehículo de tracción en las cuatro ruedas resistente, capaz, fácil de usar y fácil de conducir y más civilizado que el famoso Unimog. Que fuera tan cómodo en el campo militar, como para llevar a los esquiadores a sus cabañas alpinas, o a soportar las labores agrícolas de los agricultores europeos). De alguna manera, a través de una combinación de marketing inteligente, precios escandalosos, producción limitada y buena apariencia, el G-Wagen se convirtió en un símbolo de estatus, el vehículo elegido por las celebridades urbanas, empresarios y los surfistas de fin de semana. Ha aparecido en letras de rap y ha generado variaciones locas, una de las cuales llamó la atención de Drake. Di "G-Wagen” 

 

Y mientras que otros modelos han seguido una evolución similar de off-road a vehículos exclusivos (como el Land Rover Defender), el G-Wagen ( el Clase G) se destaca por permanecer esencialmente sin cambios durante más de cuarenta años… 

 

Acompáñenme a recorrer los antecedentes de este ícono automotriz, desarrollado por la marca que inventó el automóvil. 

 

1907: Primeros desarrollos de vehículos todo terreno 

Daimler-Benz desarrolló de vehículos todo terreno desde antes de la primera guerra mundial. Para atender un pedido de la Secretaría de las Colonias de Alemania, en 1907 Mercedes Benz fabricó el primer vehículo de tracción permanente en las cuatro ruedas, con destino a la policía de Swakopmund, hoy parte de Namibia en África.  

 

1948: Unimog. El gran ancestro del G-Wagen 

Albert Friedrich fue uno de los creadores del Unimog. Justo después de la Segunda Guerra Mundial, el antiguo director de fabricación de motores de avión de Daimler-Benz constató que había una gran demanda de remolques agrarios para explotaciones pequeñas y medianas en Alemania. Además de la aptitud todoterreno, el objetivo principal era una gran flexibilidad y polivalencia para distintas tareas. 

 

A partir de 1946, un equipo liderado por los  ingenieros Albert Friedrich, Heinrich Rößler y Hans Zabel desarrolló y probó los primeros prototipos de un vehículo industrial con esas características, en los terrenos de la empresa Erhard & Söhne, en Schwäbisch Gmünd. Hans Zabel fue el responsable del nombre «Unimog», una abreviatura del nombre original en alemán (Universal Motor Gerät, que traduce Aparato Universal a Motor) 

 

El modelo de platón abierto y techo de lona, fue una idea tan buena que Daimler-Benz compró la compañía en 1950, y desde ese momento ha estado produciendo un sinfín de variaciones en la plataforma Unimog que ha sido utilizada para todo, desde ambulancia hasta quitanieves. 

 

1969. Steyr-Puch y los primeros desarrollos del G-Wagen 

La historia del Clase G comenzó en el verano de 1969, momento en el que Daimler-Benz AG y Austria Steyr-Saimler-Puch AG pensaron en una posible cooperación, ya que ambas compañías ofrecían vehículos con excelentes capacidades todoterreno dentro de sus portafolios. La idea de fabricar un vehículo en común tomó forma en 1971, cuando ambos fabricantes elaboraron un coche que combinaba excelente capacidades todoterreno con una gran maniobrabilidad y sencillo manejo en la carretera. 

Un año después, en 1972, los directores ejecutivos de ambas empresas alcanzaron un acuerdo sobre el desarrollo de un vehículo ligero todoterreno cuyo desarrollo progresó con gran celeridad, ya que en 1974 el primer prototipo del vehículo ya estaba realizando pruebas. 

 

El  Shah de Irán  y el Clase G 

En ese año, 1972,  cuando Daimler-Benz AG y Steyr-Daimler-Puch AG comenzaron a cooperar en el desarrollo de un vehículo capaz de responder a las necesidades de la movilidad en carretera y fuera de ella, en las condiciones más difíciles, con el objetivo, tanto de particulares como de los clientes estatales. En ese momento, uno de los principales accionistas de Daimler-Benz era Mohammad Reza Pahlavi, el Shah de Irán; fue él quien sugirió el desarrollo de un vehículo de este tipo, ya que el ejército iraní necesitaba un modelo con excelentes capacidades 4x4 . Conocidos como Geländewagen, los prototipos de la serie 460 del Clase G se produjeron en Graz, Austria, y se presentaron en 1979, el mismo año en que el Shah de Irán fue derrocado por una revolución islámica liderada por el ayatola Jomeini , lo que llevó a la cancelación de la orden de 20.000 vehículos solicitada por Irán. 

 

1973: Nace un ícono 

La primera maqueta de estilo de lo que se convertiría en el G-Wagen se crea de madera. Este material tiene sentido, ya que el camión angular carecía de las curvas sensuales típicamente representadas por los diseñadores de automóviles en arcilla. La Clase G se dividió en dos líneas de modelos separadas, una para aplicaciones militares y otra para aplicaciones civiles, pero todas compartían características comunes: un sistema de tracción en las cuatro ruedas muy robusto, una carrocería estrecha y una apariencia adorable pero amenazante. 

 

1979: El G-Wagen se lanza 

La producción en serie del Clase G comenzó en febrero de 1979, poco tiempo después de la presentación mundial del modelo. Desde sus inicios, el Clase G ha sido fabricado a mano en la planta de Puch en Graz-Thondorf en Austria, donde también se sigue ensamblando el nuevo modelo 463 que se presentó en mayo de 2018. Estaban disponibles en tres estilos de carrocería diferentes: descapotable de dos puertas, wagón de dos puertas y wagón de cuatro puertas. 

El Clase G se presentó a nivel mundial en un principio, como el modelo 460, un coche todoterreno universal con un diseño interior sencillo pero en el que destacaba por encima de todo el sistema de propulsión. El 460 contaba con un comportamiento sobresaliente fuera de la carretera gracias a la tracción total instalada como equipamiento de serie. En el momento de su lanzamiento al mercado, se ofrecieron los modelos 240 GD y 300 GD con motor diésel y los 230 G y 280 GE con motor a gasolina. Además, para estos modelos estaban disponibles dos opciones de distancia entre ejes distinta 2.400 y 2.850 milímetros) así como distintos tipos de carrocería: vehículo abierto, Station Wagon cerrado y furgón panel con los laterales cerrados. 

 

 

La Clase G se impone en los mercados mundiales 

El G-Wagen comenzó a exportarse globalmente y es así como a Colombia llegaron los primeros modelos, antes del cierre de importaciones de finales de 1982 durante los primeros meses del gobierno de Belisario Betancur Cuartas.  

 

Al poco tiempo de su lanzamiento, el Vaticano solicita una versión especial del G-Wagon 230G de cuatro puertas rematado con una cámara de plástico transparente en la que el Papa podría ponerse de pie mientras saluda y bendice a sus admiradores durante las apariciones públicas. Según The Washington Post, este fue el primer “Papamovil” en presentar la caja transparente que permitió que el Papa se levantara mientras rodaba a través de la multitud (aunque no se hizo a prueba de balas hasta más tarde). 

 

Aunque ahora, cuando se piensa en el entorno natural de la Clase G, lo primero que se nos ocurre es un Country Club en USA o un exclusivo mall en Dubai, El G-Wagen no se exportó oficialmente a los Estados Unidos durante su primera década de producción, pero unos cientos llegaron a este mercado, gracias a las importaciones individuales del "mercado gris" que se permitieron hasta 1987.  

 

1990: La Clase G se pone elegante 

La Clase G recibe su primera actualización importante de estilo. Aunque Mercedes mantuvo el aspecto utilitario, hizo la transición de la G hacia el lujo con una línea especial solo para civiles que incluía adornos de madera de arce, asientos de cuero, control de crucero y frenos antibloqueo, así como estribos para hacer que entrar y salir sea un asunto menos complicado en especial para personas mayores o con dificultades de movilidad. 

 

1993: Está llegando a Estados Unidos 

Después de un proceso de cinco años, una empresa en  Santa Fe Nuevo México, llamada Europa -que durante mucho tiempo fue el punto de partida para las ventas, piezas y servicios de la Clase G en los Estados Unidos-, recibe permiso oficial para importar legalmente y certificar federalmente G-Wagens para ser comercializadas en el mercado estadounidense. Llevar las camionetas todo terreno a los estándares de EE. UU. fue costoso para un “no fabricante”, lo que resultó en un precio de seis cifras que consolidó inmediatamente la exclusividad, la rareza y el atractivo de lujo del modelo. 

 

 

1997: Daimler-Benz ofrece una alternativa. 

Con el auge de las SUV, Mercedes-Benz entiende que el Clase-G está sobre especificado para entrar en el juego. Es así como se presenta la primera generación del Clase ML (código interno W163), la cual fue diseñada para satisfacer la demanda de todo terrenos light en Estados Unidos y a nivel mundial. Fue el primer todoterreno en incorporar control de estabilidad, y tenía cuatro airbags de serie, a un precio más bajo que el G-Wagen. Este modelo fue distinguido como la "Todoterreno del Año 1998" de la revista estadounidense Motor Trend y del Salón del Automóvil de Detroit. 

 

 

2001: Mercedes lo hace oficial 

Más de 20 años después de estrenar el G-Wagen, Daimler-Benz decide que el mercado estadounidense es demasiado grande y rentable para dejar que solo su distribuidor Europa lo maneje y comienza a importar una versión con motor V8 de la Clase G a los Estados Unidos. A medida que pasan los años y las ventas se acumulan, Mercedes lanza versiones más potentes y lujosas de su tradicional vehículo con motores V-8 cada vez más potentes y muchas de las características de alta tecnología, comodidad y seguridad equiparables a las presentes en los vehículos más civilizados de la marca. 

 

2007: El G-Wagen se niega a tomar una L 

Mercedes presenta la Clase GL, un nuevo SUV de lujo de tres filas que se supone que reemplazará al antiguo y utilitario G-Wagon. Pero la demanda del viejo conocido, cuyos costos de desarrollo se habían amortizado cuando Barack Obama estaba en la escuela secundaria se negó a disminuir y las ganancias generadas por su venta eran demasiado buenas para que Mercedes-Benz lo matara. También se entregó una nueva versión del "Papamovil" al sumo pontífice. El ejército de los Estados Unidos incluso ordenó un lote de G-Wagens para su uso en sus interminables guerras por el desierto. El G-Wagon se niega a irse. 

 

2013: Llega El WTF G-Wagen 

Aparece el absolutamente loco G 63 AMG 6x6 de seis ruedas. Nunca se vendió en los Estados Unidos, pero si en más de 100 epaíses, incluido el Medio Oriente, donde el aumento de la distancia al suelo y la tracción adicional eran populares para la escalada de dunas. 

 

2016: Y Llega Otro Loco G-Wagen 

Aunque había estado disponible en otros mercados durante unos años, Mercedes finalmente pemite que el G 65 AMG esté disponible en los Estados Unidos. Este ladrillo rodante de 225.000 dólares es movido por un enorme motor V-12 de 621 caballos de fuerza en la parte delantera y un interior de cuero acolchado en el interior y fue la prueba de que, para algunas personas, demasiado G nunca es suficiente. 

 

 

2017: Vale, Ahora Llegan Dos G Extremos 

Justo cuando pensábamos que el G no podía ser más absurdo, la exclusiva submarca Maybach de Mercedes lanza el semiconvertible (denominado, "laundaulet") G 65. Un edición limitada con chasis largo y con un precio de 800.000 dólares. Solo se programaron 99, y todos ellos tenían los asientos traseros reclinables y con función de masaje usados en el sedán Maybach. Además del droptop, Mercedes también saca el G550 4x4 de 225.000 dólares, que es básicamente un G-Wagen con ADN de Tonka que cuenta con un techo de mayor altura.. 

 

2018: Una nueva G en la ciudad 

Treinta y nueve años después de que el G-Wagen debutara, recibe su primer cambio de imagen. Aunque el modelo de 2018 se ve casi exactamente como el original, las únicas piezas que comparte con este son las manijas de las puertas y la cubierta de los neumáticos de repuesto de acero inoxidable. Más largo, más ancho, más lujoso y sofisticado, y mucho más estable, pero con el mismo aspecto robusto, el nuevo G es realmente agradable de conducir en carreteras modernas sin perder nada de su atracción por el pasado automotriz. Solo hay dos versiones disponibles, G 550 y G63 AMG, ambas con motores V-8 de doble turbocompresor. Pero no dudaríamos de que Mercedes tiene algunas variantes más extremas bajo la manga. 

 

2019: ¡Feliz cumpleaños G-Wagen! 

Para celebrar el 40 cumpleaños del G-Wagen, Mercedes abrió un Centro de Experiencias de Clase G. Como recordatorio de que es capaz de más de lo que se pueda pensar que evolucionará, el centro está construido en una antigua base de la Fuerza Aérea Austriaca, lo que permite a los clientes disfrutar de la locura fuera de la carretera. 

 

2024: Fin de una era. El G-Wagen es ahora eléctrico enchufable 

Este año se ofrecen los últimos modelos con motor a gasolina. Con el lanzamiento del Mercedes EQG, se marca el inicio de una nueva era para el emblemático Clase G ya que este modelo totalmente eléctrico representa el compromiso de Mercedes-Benz con la sostenibilidad, sin comprometer el lujo y la capacidad todoterreno que han caracterizado al Clase G durante años. 

 

 

 

 

Visto 508 veces Modificado por última vez en Sábado, 09 Marzo 2024 08:24
Más en esta categoría: « El Chato de Guatemala