Prueba Alfa Romeo MiTo

Prueba del Alfa Romeo MiTo

 

En esta ocasión tuvimos el inmenso placer de volver a conducir el Alfa Romeo MiTo por más de 300 kilómetros,ya los habíamos hecho el día de su lanzamiento de manera breve. Para la prueba de ruta invitamos a Rolando González, asesor técnico de www.carrosyclasicos.com y un gran conocedor de los automóviles y de sus secretos, quien nos compartirá sus experiencias al volante de este automóvil italiano.
Fotos: Rolando González y Roberto Nigrinis
Texto: Rolando González
Especial para www.carrosyclasicos.com

Texto: Rolando González
Especial para
www.carrosyclasicos.com
En esta oportunidad me ha correspondido hacer una reseña sobre mi experiencia con el nuevo Alfa Romeo MiTo, que tuvimos la oportunidad de probar para www.carrosyclasicos.com .
 
La primera impresión que tengo al verlo es la de un genuino deportivo italiano, con el tamaño aproximado de un Mini de nueva generación, con un frontal que me recuerda al Alfa Romeo Giullietta que pude contemplar hace poco algún tiempo en una revista europea especializada en autos de lujo.

 



Por supuesto se que estoy al frente de un carro único, no sólo por su diseño y prestaciones, sino por la marca que representa triunfos y nombres míticos en el mundo de la velocidad. Este auto en verdad llama la atención por donde pasa, se escucha a la gente comentar acerca de su diseño muy particular y a los demás conductores observar cada detalle de su inspiradora silueta después de haberlo visto acelerar como una ráfaga para luego detenerse en el próximo semáforo. Es una escena que vivirá a menudo quien tenga la fortuna de poseer uno de ellos. Es un auto tan atractivo que varias personas le tomaron fotografías durante la prueba y alguien dijo algo que dio vueltas en mi cabeza por los siguientes días, su frase fue: "es el auto al cual debo aspirar porque lo merezco"

 

En la vía su rendimiento supera por mucho lo que uno esperaría de un motor de 1.368 cc turboalimentado, el cual sabiendo aprovechar su zona de torque, mantiene a sus pasajeros firmes contra los espaldares de sus muy confortables asientos, comprobando la fuerte aceleración que es capaz de proveer este muy bien balanceado y elástico motor. Algo que uno esperaría de un motor diseñado para altas revoluciones, es una marcha mínima un tanto abrupta, pero esto no sucede con el Mito, que hace gala de una suavidad que impresiona.

Su confortable interior es realmente evocador, desde los materiales utilizados para el tablero que evita molestos reflejos en la noche, hasta el diseño de sus sillas tapizadas en cuero, dejan entrever la mística que siempre ha caracterizado esta marca, orgullo de la industria automotriz Italiana, ahora propiedad del grupo Fiat.

 

 

Siguiendo en el apartado de conducción, se aprecia un control exacto y muy agradable de su bien escalonada caja de velocidades, la cual cuenta con seis marchas adelante y reversa. La dirección es bastante rápida, como era de esperarse de un deportivo, la cual requiere de un firme agarre del volante pues la reacción al devolver después de un giro suele ser mucho más fuerte que la de un auto convencional, pese a disponer de asistencia eléctrica.

La iluminación no tiene reproche alguno, pues posee luces Bixenon, con la asistencia de exploradoras ubicadas en los extremos inferiores cerca a las tomas de aire, que aparte de brindar utilidad al iluminar muy bien el borde del camino, le dan un aspecto más dinámico al vehículo. En la parte trasera encontramos luces de leds, que se caracterizan por una respuesta inmediata a la señal del interruptor de frenado, redundando en seguridad tanto para los ocupantes del auto como para quienes viajan detrás en otro vehículo.

Los frenos se encuentran acorde con las prestaciones del motor, brindando confianza y seguridad en todo momento, pues cuenta con todas las asistencias como ABS, EBD, ASR y otras siglas que se traducen en excelente comportamiento en situaciones extremas que así lo ameriten.

Cuenta con airbags para el conductor, pasajero, y laterales, que hoy en día hacen presencia masiva en los autos de nivel medio alto, y uno muy especial que cada vez se ve con mayor frecuencia, airbag para la rodilla del conductor.

Siendo un auto de caracter deportivo, me vi sorprendido por contar con un asiento trasero que realmente presta utilidad, pues lo pueden ocupar tres personas con relativa comodidad una vez instalados allí. Salir es otra historia, pues requiere de un tanto de habilidad física, como suele suceder en este tipo de autos 2+2

Puedo decir que realmente me impresionó este nuevo Alfa Romeo, que vale mucho más de lo que hay que pagar por él, su calidad y prestigio lo convierten en un fuerte competidor en este segmento de los cupés personales de lujo.

 

 

 

Conceptos y Opiniones de Roberto Nigrinis

El diseñador argentino Juan Manuel Díaz, logró plasmar en el Alfa Romeo MiTo, toda la deportividad que ha caracterizado a la marca desde sus orígenes. Un silueta armónica envolvente que logra transmitir la sensación de movimiento aún con el vehículo estacionado, con un frontal agresivo y una cola alta y bien proporcionada, son algunos de los logros del rosarino, los que se complementan con un interior que irradia exclusividad y originalidad, al mezclar diferentes texturas y tonos en el panel de instrumentos. Díaz ha trabajado en diferentes centros de diseño especializado del Grupo Fiat. En el año 2002 inició prácticas en Turín en el Pininfarina Studio. Posteriormente se vinculó con el Centro Stile Alfa Romeo en Milán Italia, donde trabajó en diseño de interiores y exteriores de modelos como el 159, 8C Competizione, diseño exterior del Giulietta, exteriores e interiores del Diva, presentado en el Salón de Ginebra de 2006, ideó y lideró el diseño exterior del Alfa Romeo MiTo. Se le dio el nombre de Mito, tomando las dos primeras letras de las ciudades de Milán y de Turín, en italiano Torino, por eso la T se escribe en mayúscula.

 

 

 

Al abordarlo lo primero que sorprende es el generoso tamaño de sus dos puertas, luego unas sillas acogedoras con buen apoyo lateral nos dan la bienvenida a bordo. Una vez abrochados al cinturón de seguridad encontramos un completo panel de instrumentos con iluminación en rojo, en el que se destaca el cuenta kilómetros que a pesar de ser digital simula el paso de los metros y de los kilómetros tal y como lo hacían los odómetros mecánicos de antaño.
Los instrumentos son generosos y de fácil lectura, aunque se echan de menos los indicadores de aguja para la presión del aceite y el sistema de carga eléctrica, que si estuviesen presentes el tablero ganaría en información y en pinta racing. En el panel de instrumentos se cuenta además con computador que informa sobre gran cantidad de acontecimientos. El radio de buena calidad y alta fidelidad además de permitir la reproducción de discos compactos en formato tradicional y MP3, permite utilizar dispositivos como USB o Ipod y cuenta con sistema interfaz Bluetooth.
El timón ergonómico e impecablemente tapizado, cuenta además de la opción de graduarlo en altura y profundidad, con botones para el volumen del radio, la selección de emisoras y el control de velocidad crucero.
El Mito cuenta con todo el equipamiento, aire acondicionado y calefacción con gestión electrónica, con manejo para cada lado de la cabina de forma independiente, airbags  para el piloto, el copiloto, lateral, para las cabezas de piloto y del acompañante delantero. Además faros delanteros Bixenón, exploradoras, luces de cola tipo led, además de sistema FPS para prevención de incendios en caso de colisión y un largo y muchas cosas más.

 

 

 

Propuesta mecánica

El motor “Multiair” (Que varía la cantidad de aire que entra al motor) es una fina pieza de relojería, cuatro cilindros en línea, 1.368 c.c de desplazamiento, 16 válvulas accionadas por el sistema de apertura variable Valvetronic, que produce 155 HP/5.500 rpm y 23,5 Kgm/3.000 rpm gracias a un sistema de inyección indirecta, con  turbo e intercooler del que se extrae mucho torque a mu bajas revoluciones. Este propulsor cumple norma Euro 5 en el tema de protección medioambiental. Está acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades hacía adelante. Cuenta con un sistema que Alfa Romeo llama D.N.A - que mediante una perilla ubicada en la consola central, al lado de la palanca de cambios-  permite escoger entre tres opciones que varían los reglajes de dureza de la suspensión, asistencia de la dirección, tracción de  las ruedas y respuesta del motor, si se desea una conducción deportiva (posición Dynamic), reposada de calle (Posición Normal) o por terreno suelto o muy mojado donde hay una baja y peligrosa falta de adherencia en el camino (Posición All Weather) es ideal para conducción sobre nieve o hielo. Lo que se traduce en que en un sólo vehículo se pueden tener tres vehículos diferentes en cuanto a su comportamiento en ruta en función a lo deseado por el piloto.
La suspensión delantera tipo McPherson, y atrás semi independiente, con viga transversal de torsión.
Tiene frenos de disco tanto adelante como atrás, asistencia, ABS y EBD, que reciben el apoyo del sistema ASR , MSR y CBC.

 

 

 

Sensación de manejo
Es un vehículo atractivo por donde se le mire, impecablemente construido, con acabados de alta calidad, con espacio estupendo para los pasajeros delanteros y no tanto para los dos que viajarán atrás. Mandos ergonómicos, espejos de buenas dimensiones, pero una deficiente visibilidad posterior, que obliga a dominar perfectamente el arte de estacionar recibiendo la información de los espejos.
Su equipamiento es completísimo, pero lo que más sorprende gratamente es su rendimiento mecánico. Un motor de última generación, de baja cilindrada pero con una producción de potencia y torque brutales, que nos mantienen fijos contra los espaldares de las sillas al más mínimo toque del acelerador responde con fiereza. Su caja de cambios ofrece una precisión muy destacable y cuenta con unas relaciones apropiadas para exprimir hasta el último caballo de potencia del propulsor.
Las suspensiones están bien logradas y si utilizamos el sistema DNA, tendremos un tipo de suspensión para tres tipos de uso, lo que sin duda es un plus en cualquier vehículo y más en este que es un pura sangre, digno de pertenecer a la estirpe Alfa Romeo. Su chasis es de una nobleza proverbial cruza de manera impecable y se tiene en las curvas como si tuviese garras, permite ser conducido aún por manos poco expertas con toda seguridad, e incluso corrige errores de manejo, que en otro auto traerían problemas.
 Los frenos cumplen con su función sin reparo alguno, además sus piezas de fricción dejan ver su calidad y capacidad al más mínimo toque del pedal.
Un lunar sin duda alguna lo constituye, su altura al piso, que hace que se golpee con más frecuencia de la deseada al paso por nuestras destruidas vías, algo de lo cual no tiene culpa alguna el auto y si las negligentes autoridades encargadas del mantenimiento de las calles y carreteras.

Conclusiones
Si es un amante de la tecnología sobre ruedas, del rendimiento mecánico, un seguidor furibundo de la marca italiana, o simplemente porque el auto le gusta y puede darse el gusto de comprarlo, no lo piense, pida una prueba de manejo en la vitrinas de la marca, seguramente al final del recorrido tomará su chequera, firmará el cheque y se habrá comprado un auto espectacular que disfrutará mucho y que será la envidia de todos sus amigos y conocidos y de todos los que se encuentre en la vía.

 

 

FICHA TECNICA
Motor

L4, 16 Válvulas

Cilindrada
1.368 c.c.
Potencia
155 HP/5.500 rpm
Torque
23.50 Kgm/3.000 r.p.m
Alimentación
Inyección electrónica multipunto indirecta con turbo e intercooler
Transmisión

Manual de 6 velocidades

Tracción

Delantera

Suspensión
Delantera: Independiente McPherson
Trasera: Independiente
Dirección
Cremallera Asisitida eléctricamente
Frenos
Discos en la 4 ruedads + ABS + EBD+ASR+MSR+CBC
Llantas
215/45 R17"
Visto 4290 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Mayo 2017 15:06